• La Mancomunidad de los Canales del Taibilla adjudicó a la joint venture el servicio de explotación, mantenimiento y conservación de la Planta Desalinizadora de Alicante.
  • Las dos líneas de producción de la desaladora alcanzan una capacidad de producción de agua para consumo de 122.500 m3/día, suficiente para abastecer a más de 470.000 habitantes.

España, 3 de abril de 2024.

La joint venture formada al 50% por Sacyr Agua y GS Inima se encargará de la operación, mantenimiento y conservación de la planta desalinizadora de Alicante. Esta planta cuenta con una capacidad de tratamiento total de 122.500 m3/día entre las dos líneas de producción que la componen: Alicante I, con 57.500 m3/día, y Alicante II, con 65.000 m3/día.

El contrato adjudicado por la Mancomunidad de los Canales del Taibilla a la joint venture tiene un importe de 11,6 millones de euros (IVA incluido) y una duración de dos años, más una posible prórroga de hasta otros dos años.

El alcance del contrato incluye todas las tareas que son necesarias para el correcto funcionamiento de las plantas, tanto en lo referente a la calidad de agua producto como al uso de todas y cada una de las partes de que se componen las instalaciones (sistema comprendido desde las obras de toma de agua de mar hasta la impulsión del agua producto a los depósitos de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla).

La desaladora tiene una capacidad de producción de agua potable para el suministro a una población de 470.000 habitantes.

La operación de las instalaciones se realizará bajo los más exigentes estándares de calidad, medioambientales y de sostenibilidad, con el fin de asegurar el correcto funcionamiento y mantenimiento de las plantas cumpliendo con los objetivos de producción demandados por los Municipios convenidos.

GS Inima realizó el diseño y construcción de Alicante II que entró en servicio en mayo del 2008, siendo explotada desde el principio y durante 11 años por GS Inima. Sacyr Agua ha gestionado esta planta durante los últimos cuatro años, periodo en el que ha implantado novedosas técnicas como el uso de underwater drone para realizar prospecciones de las instalaciones submarinas de la planta.