10 de Mayo de 2023.

La Confederación Hidrográfica del Júcar, O.A., confirma su apuesta por la reutilización de las aguas residuales para el regadío con las obras de ampliación que se están desarrollando en las obras de ampliación y modernización de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Albacete.

El Director Técnico del Organismo, Manuel Torán, y el Jefe de Área y Director de los trabajos, Diego Irles, han visitado esta semana las instalaciones para comprobar de primera mano cómo avanzan las obras.

Las actuaciones, que se iniciaron el pasado verano, permitirán ampliar la capacidad de tratamiento de la estación, eliminar nutrientes y mejorar la calidad del efluente con la instalación de nuevos sistemas de depuración y, finalmente, renovar las infraestructuras que se encuentren obsoletas para una mayor eficiencia y sostenibilidad.

EDAR de Albacete

Las obras de ampliación de la EDAR de Albacete, iniciadas en septiembre de 2022, avanzan a buen ritmo y se espera que concluyan a finales de 2025, para dar servicio a una población de 312.500 habitantes equivalentes.

La actuación, declarada de interés general del Estado, está incluida en el Programa de Medidas del vigente Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Júcar y en el Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, Ahorro y Reutilización (DSEAR), y están presupuestadas en 32.017.723,82 euros que serán cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER 2014-2020.

Las obras permitirán ampliar la capacidad de tratamiento de la planta actual, de modo que se puedan alcanzar los 1.875 m3/h de caudal influente. Además, se va a Incorporar un tratamiento específico de eliminación de nutrientes (nitrógeno y fósforo), que permitirá adecuar las condiciones del vertido a zona sensible.

Asimismo, se va a acometer la renovación de aquellas instalaciones y equipos que presenten condiciones de obsolescencia.

El objetivo es reutilizar las aguas residuales para el riego agrícola mediante el tratamiento adicional del efluente por un proceso de regeneración mediante un bioreactor de membranas (MBR), que permitirá alcanzar una calidad del agua acorde a la normativa vigente actualmente.

“En estas nuevas instalaciones las aguas residuales se entienden como una fuente de recursos en lugar de como un residuo. Lo que se pretende es aprovechar toda la energía que contiene el agua residual y alcanzar una calidad del agua tal que sea susceptible de ser reutilizada y que permita sustituir las extracciones del acuífero para contribuir a recuperar sus niveles y conseguir su sostenibilidad”

Diego Irles.

Jefe de Área de la Confederación Hidrográfica del Júcar y director de los trabajos,